AUTOR: Language Solutions
0 COMENTARIOS
CEPSA renueva su confianza en Language Solutions

Un programa de idiomas flexible, variado y riguroso: la apuesta de CEPSA y Language Solutions para los próximos años.

Más participantes que en 2015, mayor asistencia y mayor autonomía de los alumnos para gestionar sus clases a través de un campus virtual.

El pasado mes de octubre el grupo energético CEPSA renovó su programa de “Formación en idiomas” para todos los empleados, un programa orientado al mantenimiento, mejora del idioma, y que busca actividades presenciales que motiven a los alumnos a asistir y participar.

El modelo formativo en idiomas ganador del concurso ha sido desarrollado por Language Solutions España, que será responsable de impartir cursos de inglés, francés, español para extranjeros o portugués, en diferentes modalidades para los empleados del Grupo CEPSA y todas sus filiales.

Jose Antonio Valgañón Villanueva, Director de compras de CEPSA, y Javier Hernández Lapera, Director General de Language Solutions España, han sido los responsables de formalizar el acuerdo mediante firma. De este modo, la consultora de idiomas internacional con sede en Madrid y Barcelona, revalida su papel como socio de la compañía energética, continuando así con el trabajo conjunto realizado en años anteriores.


El objetivo principal de este programa general de idiomas, es dar apoyo al mantenimiento y mejora del idioma a todos los empleados, a través de un plan anual de formación en el que los alumnos reciben clases telefónicas, actividades presenciales, formación y apoyo online de forma sistematizada y con itinerarios para cada nivel/alumno.

La gestión integral de las clases recae sobre los alumnos, es online, multiplataforma, y está integrada en la intranet de CEPSA: los alumnos pueden matricularse, cancelar, o mover las sesiones según sus necesidades o preferencias horarias. Además, el alumno puede realizar sus pruebas de nivel, exámenes, acceder a sus materiales, o evaluar la calidad del profesorado y los cursos.

Para Javier Hernández el acuerdo “es una apuesta por la flexibilidad, la variedad, y el rigor: un alumno en CEPSA recibe mensualmente acciones formativas flexibles y variadas que combinan la potenciación de las habilidades de comunicación oral, el desarrollo de habilidades para el trabajo, además de actividades fuera del aula”. “Toda la formación se controla a través de unos procedimientos claros y definidos, en gran parte gracias a nuestra herramienta de gestión online”.

“Desde 2015 hemos trabajado estrechamente con el Dpto. de Formación de CEPSA, adaptando cada año la oferta formativa para afrontar los retos que iban surgiendo”, “Hemos afianzado este modelo, el número de alumnos que tienen acceso a la formación de idiomas creció en un 30% y además ha supuesto un incremento en la asistencia en todas las modalidades”, añade Javier Hernández.

 

Sobre Language Solutions España

LS España forma parte del grupo internacional Professional Language Solutions, una de las principales consultoras de idiomas del Reino Unido, con presencia en Europa, Oriente Medio,  y desde el año 2000 en España.
Diseñan e imparten planes de formación sólo para profesionales y empresas de todos los sectores, en todos los idiomas, y en toda España.

Sobre CEPSA

Es un grupo energético que emplea cerca de 10.000 profesionales en toda la cadena de valor del petróleo y del gas. Es una de las empresas líderes del sector energético en España y desarrolla su actividad en los 5 continentes.
En materia de formación y desarrollo, es una empresa que apuesta por la atracción del talento a través de programas formativos como
“Challenging U”, convocado el pasado 25 de octubre de 2017.

AUTOR: Language Solutions
0 COMENTARIOS
Utilizar los créditos Fundae para bonificar la formación de idiomas

¿Tus empleados necesitan formación de idiomas?, ¿quieres utilizar tus créditos Fundae para bonificar? Has llegado al lugar adecuado.

Empecemos por hablar de los créditos:
¿Qué son? tu empresa tiene derecho a un crédito anual para realizar formación para sus trabajadores que varía en función del número de trabajadores en plantilla y en función de la cotización por formación que se haya realizado durante el ejercicio anterior.

Es dinero de la empresa y puedes gastarlo como necesites según los costes máximos por participante y la hora de formación. Éstos se establecen según la modalidad (presencial, telefónica, online, etc.) y el nivel de formación (básica o superior).

En caso de no utilizar ese crédito durante el año, se pierde.

¡Pero no se trata de gastar por gastar! Lo importante de un curso es que cumpla con las necesidades formativas de la empresa y del alumno; por eso, valora adecuadamente el tipo de formación que necesitan los trabajadores (presencial, telefónica, intensiva, etc.)  y, sobre todo, valora que la formación para el trabajador sea de calidad, porque es la única forma de que le sea útil (en esta entrada de blog hablamos de la calidad de la formación de idiomas en empresas).

Está claro que una buena formación deja huella en el alumnado, tanto a nivel personal como profesional. Recuerda que la formación de idiomas:

  1. Suponer una mejora profesional para el trabajador.
  2. Ayuda a redirigir la carrera de un trabajador.
  3. Es una herramienta de motivación.
  4. Es una puesta al día o un mantenimiento de conocimientos.
  5. Supone un beneficio para la empresa.

Una vez que hayas decidido qué formación necesitas y el colectivo para el que quieres realizar la formación de idiomas, nuestra recomendación es que elijas un proveedor externo que te ofrezca:

  • Detección de necesidades por grupo y prueba de nivel.
  • Diseño de un plan anual de formación con contenidos y objetivos claros.
  • Gestión íntegra de la formación y del profesorado.
  • Herramientas de control y de facturación online, te facilitará el seguimiento.
  • Controles de calidad y efectividad de la inversión.

¿Cómo bonificarte?
Según la propia Fundae (el organismo estatal responsable del control y gestión de las bonificaciones) hay 3 formas de organizar y bonificar la formación.

  1. La propia empresa (o sea, tú).
  2. Una entidad externa (como nosotros).
  3. En conjunto con un grupo empresarial, si se pertenece a uno.

En cualquier caso, Fundae lo explica mucho mejor en este apartado de su página web ¿Cómo bonificarte? La bonificación en 8 pasos.

¿Y el precio? ¿Cómo saber si un proveedor de idiomas es caro o barato?
Lo más común es que encuentres más o menos lo mismos precios y servicios muy similares. Es indudable que bonificar la formación es una buena herramienta para fomentar la formación continua de los trabajadores, pero lo importante no es que sea gratis o 100% bonificable, lo importante es la calidad: del profesorado, de las herramientas de online para el control y gestión, de la detección de las necesidades, del desarrollo del plan de formación, de los contenidos, y de su evaluación, etc.

El coste de la formación se corresponde con la calidad de la misma.

LS España llevamos impartiendo formación de idiomas sólo para empresas desde el año 2000. A día de hoy seguimos recibiendo publicidad de empresas que siguen alimentando algunos mitos sobre la bonificación de cursos y que nos gustaría aclarar:

¿La formación bonificada es gratis?
No. Para bonificarla no debe tener coste para el trabajador, porque ya cotizó por ella. La empresa sí paga por la formación para después solicitar que se le bonifique ese importe en las cuentas de la seguridad social.

¿La formación de idiomas es 100% bonificable?
Sí, pero sólo para empresas con un tamaño entre 6 y 9 trabajadores y para la formación presencial.
Según el balance anual de Fundae de 2015 (el más reciente), desciende por segundo año consecutivo el número de empresas participantes (32.000 empresas menos que en 2014), el 95% de ellas son empresas con menos de 10 empleados. 

Por último, no olvides que la bonificación conlleva unas obligaciones de las que seremos responsables durante varios años, incluso contratando a un proveedor externo para que la gestione:

  • Someterse a los controles e inspecciones de Fundae.
  • Llevar al día las obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social.
  • Identificar la formación y bonificación en una cuenta contable separada.
  • Custodiar todos los documentos que justifiquen la formación durante 4 años.

Agota el crédito pendiente de tu empresa con algunos de nuestros cursos intensivos de inglés de negocios, con nuestros talleres de habilidades de 3 horas, o con charlas y desayunos en inglés. Descarga aquí nuestro catálogo.

Si te gustaría saber más sobre nosotros, puedes solicitar aquí conocernos sin compromiso, estaremos encantados de asesorarte.
Si te gusta este artículo, por favor compártelo en tus redes profesionales.

AUTOR: Language Solutions
0 COMENTARIOS
Entrevista a un profesor de inglés en empresas - John Holland - Language Solutions España
Durante los primeros meses del otoño arrancan muchas clases en las empresas, son semanas de mucho trabajo para nuestro Dpto. de Formación y para nuestros formadores. A través de estas entrevistas a los mejores profesores de Language Solutions España queremos mostrarte su punto de vista y su experiencia trabajando con empresas de todos los sectores.

UN CAFÉ CON JOHN HOLLAND

Lo que siempre has querido saber sobre tu profesor de idiomas de la empresa.


A primera vista puede parecer que enseñar idiomas es una tarea sencilla que no requiere unas características especiales. Hasta que conoces a una de esas personas que sienten pasión por los idiomas, para las que enseñar es un placer y una forma de vida.
El entusiasmo que algunos profesores transmiten durante sus clases se convierte a veces en la mejor herramienta para enseñar a un estudiante a comunicarse: tanto, que puede llegar a ser sinónimo de calidad (en este otro artículo profundizamos un poco más sobre la relación del profesor y la calidad de la formación). Su entusiasmo se contagia a los alumnos en forma de motivación, haciendo lo difícil, fácil y transformando las horas de estudio en práctica ligera y en habilidades reales de comunicación.

Este es el caso de John Holland, un británico/mexicano que cuenta con 40 años de experiencia laboral. Durante algunos años también se dedicó a la venta y distribución de arte en Ciudad de México, aunque más de la mitad de su carrera se ha dedicado a enseñar inglés de negocios a directivos de las mayores multinacionales en México, y desde hace 5 años, en España.

Hablamos con John, uno de nuestros más experimentados formadores, para conocer su visión sobre la enseñanza de idiomas en empresas.

LANGUAGE SOLUTIONS: Para empezar, ¿cuáles son tus hobbies?

John Holland:
Me encanta leer, por supuesto viajar y conocer gente. A lo largo de todos estos años también he practicado deportes como el Rugby y he jugado al Tenis.

Antes de dar clase, ¿café o té?

Me gusta el té…negro, aunque a decir verdad no suelo tener tiempo antes de dar clase.

¿Cómo es el día a día de un profesor de idiomas en empresas?

Pasamos mucho tiempo viajando, las horas de trabajo son variables. Aunque de modo general, mis horarios durante los últimos 4 años: me levanto a las 6.15, cojo el autobús sobre las 7, llego a Madrid sobre las 8 de la mañana. Doy clase hasta el mediodía y luego depende, a veces tengo clase antes de comer y después por la tarde, a veces no. Después de clase me voy a casa, suelo llegar a eso de las 9 de la noche.

Además, no tengo mucho tiempo, pero es esencial preparar las clases, si no, eres muy vulnerable.

¿Cuál dirías que es tu trabajo en las clases de idiomas para empresas?

Me lo paso muy bien enseñando, disfruto muchísimo en cada conversación con el alumno y me encanta realmente poder conocer personas haciéndolo.

¿Cuáles crees que son los principales retos para los españoles al aprender inglés?

Definitivamente el habla y la escucha. Creo que su principal problema es que no se relacionan apenas con otros idiomas. En muchos otros países es común ir al cine o tener programas de TV en inglés. En cualquier caso, la tecnología cada vez nos ofrece más herramientas de este tipo: en España ya puedes cambiar el idioma y poner subtítulos en muchos canales. Esa es la clave, exponerse al idioma todo lo posible.

También sugiero y recomiendo leer en inglés. Como profesor, intento crear este hábito en mis clases, son tan sólo 10 minutos al día…aporta contexto, y mucho vocabulario.

Ya que lo mencionas, ¿qué hacías antes de ser profesor?

Bueno, a decir verdad, ya no soy un chaval. Mi primer trabajo fue en una agencia de seguros, en Londres en 1967. Después me surgió la oportunidad de ir a México, allí empecé a enseñar inglés como segunda lengua. Tras 2 años enseñando, abrí mi propia Galería de Arte, la tuve durante 20 años.
Tras la experiencia de tener mi propio negocio, decidí abrir mi propia escuela de idiomas para empresas, allá por 1996, estuve unos años en Toluca, y alrededor de 11 en Mérida, Yucatán.
Finalmente, mis hijos decidieron que querían estudiar en España, mi esposa y yo queríamos estar cerca de ellos, así que en 2011 vinimos a España.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en Language Solutions España? Y, ¿qué es lo que más valoras de ello?

Trabajé brevemente para otras empresas, y desde hace 4 años trabajo en Language Solutions. Lo que más valoro es que el Dpto. de Formación nos ayuda y nos apoya en todo lo que necesitamos.

En general son buenos profesionales, y buena gente, tengo muy buena relación con el Director General, Javier, por ejemplo, creo que es muy buen jefe.

Y sobre los alumnos, ¿puedes decirnos edad y nivel medio de los alumnos de las empresas en las que trabajas?

Diría que tienen entre 35 – 40 años, aunque a mí me parecen cada vez más jóvenes.
Los niveles son variados ,pero creo que más o menos entre B1.2 y B2.1.

 

¿Qué les dirías para motivarlos a seguir aprendiendo?

España es un país que recibe muchísimos turistas todos los días, muchos de ellos también quieren practicar español y con ellos se puede practicar inglés. Cada vez tengo más alumnos que buscan este tipo de iniciativas (tándem, intercambio de idiomas, etc.), yo animo a todos los estudiantes de idiomas a aprovechar este tipo de oportunidades.

¿Cómo definirías tu estilo dando clase en las empresas?

Diría que mi estilo es relajado y entusiasta. Cree que el entusiasmo se contagia y es altamente motivador para el alumno.

Lo que más te gusta de tu trabajo es…

La motivación, la gente, y tener la oportunidad de llegar a conocer a las personas.

¿Hay algo que te gustaría enseñar en tus clases y no puedes?

No, aunque a veces los alumnos te preguntan tu opinión sobre algún tema de clase, pero no debes ni puedes darla.

¿Qué es lo más difícil de ser profesor?

Las personas, llegar a conocerlas, comprender sus motivaciones, etc.

Alguna situación curiosa que te haya pasado en clase…

Una vez tuve un alumno al que no le gustaba venir a clase, y no le gustaba el inglés…Fue un reto complicado llegar a comprender qué le pasaba y finalmente motivarlo para que aprendiera. Al final se resolvió encontrando un tema que le gustaba y que teníamos en común.

¿Y sobre el inicio de curso?

Ahora mismo nos encontramos en esa época, normalmente la primera clase con un grupo, o estudiantes completamente nuevos, lo que hacemos es hablar sobre su experiencia, sus necesidades, etc.

¿Crees que los alumnos en empresas tienen necesidades especiales?
Sí, aunque depende del nivel. Sobre todo los niveles más altos demandan vocabulario muy específico de su sector: abogados, farmacéutico, etc.

 

¿Si pudieras decirle algo a todas las empresas en las que trabajas ¿qué sería?

Les diría que fomenten el respeto al tiempo de formación de las personas. Veo a muchos jefes poco respetuosos que distraen a los alumnos con llamadas, mensajes o emails a los alumnos durante las clases.

¿Y si pudieras decirle algo a todos tus alumnos?

¡Que disfruten!, apaguen el móvil y busquen oportunidades para seguir aprendiendo todo lo posible: leer, ver películas o hablar.

Gracias, John.

Si te gusta esta entrevista, por favor compártela con quien creas que le puede interesar. Si quieres saber más sobre nosotros puedes solicitar aquí conocernos sin compromiso: estaremos encantados de asesorarte.

También puedes descargar aquí nuestra información.
 

previo
2 / 13
13
siguiente