AUTOR: Language Solutions
0 COMENTARIOS

Utilizar los créditos Fundae para bonificar la formación de idiomas

COMPARTE ESTE POST:

¿Tus empleados necesitan formación de idiomas?, ¿quieres utilizar tus créditos Fundae para bonificar? Has llegado al lugar adecuado.

Empecemos por hablar de los créditos:
¿Qué son? tu empresa tiene derecho a un crédito anual para realizar formación para sus trabajadores que varía en función del número de trabajadores en plantilla y en función de la cotización por formación que se haya realizado durante el ejercicio anterior.

Es dinero de la empresa y puedes gastarlo como necesites según los costes máximos por participante y la hora de formación. Éstos se establecen según la modalidad (presencial, telefónica, online, etc.) y el nivel de formación (básica o superior).

En caso de no utilizar ese crédito durante el año, se pierde.

¡Pero no se trata de gastar por gastar! Lo importante de un curso es que cumpla con las necesidades formativas de la empresa y del alumno; por eso, valora adecuadamente el tipo de formación que necesitan los trabajadores (presencial, telefónica, intensiva, etc.)  y, sobre todo, valora que la formación para el trabajador sea de calidad, porque es la única forma de que le sea útil (en esta entrada de blog hablamos de la calidad de la formación de idiomas en empresas).

Está claro que una buena formación deja huella en el alumnado, tanto a nivel personal como profesional. Recuerda que la formación de idiomas:

  1. Suponer una mejora profesional para el trabajador.
  2. Ayuda a redirigir la carrera de un trabajador.
  3. Es una herramienta de motivación.
  4. Es una puesta al día o un mantenimiento de conocimientos.
  5. Supone un beneficio para la empresa.

Una vez que hayas decidido qué formación necesitas y el colectivo para el que quieres realizar la formación de idiomas, nuestra recomendación es que elijas un proveedor externo que te ofrezca:

  • Detección de necesidades por grupo y prueba de nivel.
  • Diseño de un plan anual de formación con contenidos y objetivos claros.
  • Gestión íntegra de la formación y del profesorado.
  • Herramientas de control y de facturación online, te facilitará el seguimiento.
  • Controles de calidad y efectividad de la inversión.

¿Cómo bonificarte?
Según la propia Fundae (el organismo estatal responsable del control y gestión de las bonificaciones) hay 3 formas de organizar y bonificar la formación.

  1. La propia empresa (o sea, tú).
  2. Una entidad externa (como nosotros).
  3. En conjunto con un grupo empresarial, si se pertenece a uno.

En cualquier caso, Fundae lo explica mucho mejor en este apartado de su página web ¿Cómo bonificarte? La bonificación en 8 pasos.

¿Y el precio? ¿Cómo saber si un proveedor de idiomas es caro o barato?
Lo más común es que encuentres más o menos lo mismos precios y servicios muy similares. Es indudable que bonificar la formación es una buena herramienta para fomentar la formación continua de los trabajadores, pero lo importante no es que sea gratis o 100% bonificable, lo importante es la calidad: del profesorado, de las herramientas de online para el control y gestión, de la detección de las necesidades, del desarrollo del plan de formación, de los contenidos, y de su evaluación, etc.

El coste de la formación se corresponde con la calidad de la misma.

LS España llevamos impartiendo formación de idiomas sólo para empresas desde el año 2000. A día de hoy seguimos recibiendo publicidad de empresas que siguen alimentando algunos mitos sobre la bonificación de cursos y que nos gustaría aclarar:

¿La formación bonificada es gratis?
No. Para bonificarla no debe tener coste para el trabajador, porque ya cotizó por ella. La empresa sí paga por la formación para después solicitar que se le bonifique ese importe en las cuentas de la seguridad social.

¿La formación de idiomas es 100% bonificable?
Sí, pero sólo para empresas con un tamaño entre 6 y 9 trabajadores y para la formación presencial.
Según el balance anual de Fundae de 2015 (el más reciente), desciende por segundo año consecutivo el número de empresas participantes (32.000 empresas menos que en 2014), el 95% de ellas son empresas con menos de 10 empleados. 

Por último, no olvides que la bonificación conlleva unas obligaciones de las que seremos responsables durante varios años, incluso contratando a un proveedor externo para que la gestione:

  • Someterse a los controles e inspecciones de Fundae.
  • Llevar al día las obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social.
  • Identificar la formación y bonificación en una cuenta contable separada.
  • Custodiar todos los documentos que justifiquen la formación durante 4 años.

Agota el crédito pendiente de tu empresa con algunos de nuestros cursos intensivos de inglés de negocios, con nuestros talleres de habilidades de 3 horas, o con charlas y desayunos en inglés. Descarga aquí nuestro catálogo.

Si te gustaría saber más sobre nosotros, puedes solicitar aquí conocernos sin compromiso, estaremos encantados de asesorarte.
Si te gusta este artículo, por favor compártelo en tus redes profesionales.

TAGS: formación bonificada,fundación tripartita,fundae,créditos,cursos de formación,bonificar formación,bonificar formación de idiomas,cursos gratis,bonificar idiomas en empresas,ayudas formación,créditos formación para empresas,formación in company
COMPARTE ESTE POST:
SUSCRÍBETE A NUETRA NEWSLETTER:
COMENTARIOS
INTRODUCE UN COMENTARIO
previo
2 / 13
13
siguiente